Reloj de pulsera de la Dreamcast

dc_wristwatch_08

Este reloj de pulsera de la Dreamcast es un producto oficial de Sega. La compañía japonesa lo ha relanzado para conmemorar el 15 aniversario de su ‘última’ máquina. Una consola genial que traía a los hogares la expectacularidad de los salones recreativos y que no tuvo el reconocimiento que se merecía, pero al menos tiene su reloj, que podrán lucir sólo las muñecas de los más pudientes ya que cuesta unos 168.90$.

dc_wristwatch_06

dc_wristwatch_09

dc_wristwatch_10

dc_wristwatch_03

Jimmy

Juan Gestal (Jimmy) es un ingeniero informático santiagués que se dedica al diseño y programación de apps para móviles. Le encantan los juegos retro, los cómics, el mus y el zumo de naranja.

También te podría gustar...

9 Respuestas

  1. Minanilla dice:

    hortera es poco… una vil estafa por ese precio

  2. Marlo y Claudio dice:

    Feo un poco si que es, hasta que no se ha cerrado la tapa no veia lo que tenia de dreamcast.

  3. Unai dice:

    Si fuera de bolsillo todavia tendrtia su gracia, pero.. ponerle tapa a un reloj de muñeca?

  4. Nelo dice:

    perdon jefe, pero: http://www.ncsx.com/2006/112006/dc_wristwatch.htm (en las anotaciones dice «This document and photos are ©NCSX 2006.»

  5. ICEC00L dice:

    Obviamente que es un artículo para lucir en una estantería al lado de otro merchandising de la Dreamcast y no para andarse por la calle paseando con él.

  6. Teporocho Borracho dice:

    Irónicamente, para juntar el dinero necesario para comprar este reloj tendría que vender mis cinco Dreamcast X_x.

  7. SoVre dice:

    puedo jugar al sonic ahi?

  8. SegueroDeVerdad dice:

    La cosa es que nadie querria jugar al sonic ni ahi ni en ningun otro sitio

  9. Yhoel BS dice:

    El precio tal vez esa un poco excesivo, pero lo que me trae indignación es el hecho que están conmemorando el fin de una de las mejores maquinas que han existido, con solo un reloj, podrían ser un poco mas creativos y lanzar una nueva consola y de esa manera SEGA nuevamente posicionarse en el lugar que nunca tuvo que haber abandonado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.