El despertador que se apaga encajando las piezas

Cuanto más complicado es de apagar un despertador, más nos podemos avispar de nuestro sueño, que al fin y al cabo es para lo que queremos, ¿o no? Bueno, el caso es que ya habíamos visto por aquí un despertador en el que había que disparar al centro de una diana para que se callara, y ahora le toca el turno a otro en el que hay que encajar tres piezas de formas y colores distintos en sus respectivos huecos. Y las piezas salen disparadas cuando el despertador suena, por lo que aún por encima de colocarlas tendremos que recogerlas. Por 24,77€ se acabó lo de dar el golpe al despertador y seguir durmiendo…

Vía: Coolest Gadgets

Amorin Uzuki

Alfonso I. Amorín es doctor en Historia por la Universidade de Santiago de Compstela . Es un friki de los videojuegos, fan de las series de HBO, la música épica y la cultura japonesa. Actualmente a vueltas con Skyrim, Bayonetta 2, The Witcher y Rogue Galaxy. A petición popular por fin me he hecho un Twitter.

También te podría gustar...

7 Respuestas

  1. Ayanami dice:

    Muy fácil! Tiras el despertador con todas tus fuerzas hacia la pared y caso concluido, pero claro pierde toda la gracia jajaja.

  2. Scope131 dice:

    Lo que puedes hacer para que no moleste (y poder dormir un rato más del que deberias) es pegar (con cinta adhesiva, pegamento o algo que haga una función similar) las piezas a sus correspondientes huecos.

    Claro que si lo haces, habrás gastado unos 25 €para nada…

  3. carballo dice:

    Personalmente prefiero utilizar la función snooze y aguantar despertándome 10 minutillos en la cama. Si me despierto de sopetón, ya empiezo mal el dia…

  4. Jarkendia dice:

    Genial idea, aunque duraría poco en mi casa…

  5. perro dice:

    lo romperia ¬¬

  6. mindmaster dice:

    ………………. paso

  1. Oct 19, 2008

    […] sino también para obligarnos a ponernos en marcha con alguna tarea, como acertar a una diana, colocar bloques o incluso hacer pesas. En esta ocasión lo que podéis ver es un helicóptero militar, cuya hélice […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.